viernes, 18 de noviembre de 2016

Moisés nos dejó escrito, puntos para orar con Agustín Rivarola SJ

Es sábado, 19 de noviembre. Corresponde a Agustín Rivarola SJ, desde Argentina, proponer los puntos para orar a partir de Lucas 20, 27-40:  

En aquel tiempo se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron: "Maestro, Moisés nos dejó escrito: "Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano". Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella". Jesús les contestó: "En esta vida, hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor "Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob". No es Dios de muertos, sino de vivos, porque para él todos están vivos". Intervinieron unos letrados: "Bien dicho, Maestro". Y no se atrevían a hacerle más preguntas.



El próximo lunes 21, comenzamos un taller retiro sobre espiritualidad ignaciana para vivir en las instituciones.  Un ritmo tranquilo (puntos semanales), para caminar durante el adviento. Ya puedes inscribirte, aquí: Taller retiro Para Más Ayudar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario